Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /


La vida nos enseña día a día
que vivirla no es sencillo, no lo es:
si creemos superar algún revés
nos obliga a insistir en la porfía.
Pero quien lucha tasa su valía,
su coraje, su temple, su entereza;
da muestras de valor y fortaleza
al superar sus propias frustraciones,
sobrellevando dolor y decepciones
para evitar sumirse en la tristeza.

Enfrentar este reto nos instiga
a mirar hacia adentro, a nuestro sino,
anteponiendo el bienestar mezquino
de una necesidad que no mitiga:
la insana inmediatez que nos obliga
a cual androides vivir, entes errantes,
sin elemental apego a semejantes
que junto a la familia son obviados,
los sentimientos humanos, olvidados;
la solidaridad no es obligante.

Hay seres especiales, sin embargo,
que ante tamaño peso se engrandecen;
son seres cuyo amor empequeñece
el malestar de quien está en letargo.
Y al hacer aliviar su trago amargo
enaltece la condición humana;
que es la misma que nos une y nos hermana,
que nos hace saber que Dios existe;
que si bien tenemos hoy un día triste
habra un amanecer, y un buen mañana.

 Esos seres, que no saben de maldad,
que se entregan sin temor o condición,
que nos brindan bienestar y protección
y el remedio para toda enfermedad;
saben de sufrimientos y, en su gran bondad,
aunque la adversidad golpee fuerte
agradecen a la vida la gran suerte
de prodigar amor al semejante;
vivir y dar, para ellas, es bastante;
ser compensadas con amor es suficiente.

Ser compensadas con amor, fácil tarea
si se trata de quien te ha dado todo;
quien batalla la vida, codo a codo,
contra vientos, tempestades y mareas
para darte bienestar; y aunque ella crea
que la tarea es dura, va a su encuentro;
pues para ella hay un solo pensamiento
que es su inquietud, su gran preocupación,
y se convierte en su mayor satisfacción
cuando sus hijos están sanos y contentos
.

La madre es la mayor creación de Dios,
es el mejor ejemplo de que existe,
de que el amor es fuerte y que resiste
el sufrimiento más cruel y más atroz.
Él dispuso que en su seno y en su voz
estuvieran nuestra fuerza y aliciente,
que el futuro se labrara en el presente
con sus manos, enseñanza y formación;
que nos guiara con su diaria bendición,
nos sanara con besarnos en la frente.

Y aunque hay madres, muy pocas, inconcientes,

que maltratan o abandonan a sus hijos

es ley que, en general, su amor prolijo

sea entregado al producto de su vientre.

Y tú, Mamá, siempre has estado presente

en cada etapa, buena o mala, que he vivido:

disfrutando de los triunfos que he tenido,

dándome aliento en toda adversidad,

prodigándome tu amor sin mezquindad,

forjando el hombre que hasta ahora he sido.

 

El Ser Supremo, por eso y mucho más,

sabrá recompensarte de algún modo,

sabrá darte a ti, que has dado todo,

la felicidad merecida tiempo atrás.

Y ya que Él me ha concedido, por demás,

que me tocara la gran suerte de tenerte

dedicaré todas mis fuerzas a quererte;

a que ahora, en tu juventud postrera

disfrutes de una eterna primavera...
¡dedicaré toda mi vida a complacerte!



RAFAEL BERVÍN F.                          
2006               
               

Compartir esta página

Repost 0
Published by

Inicio

  • : Rafael Bervín Farías
  • Rafael Bervín Farías
  • : Los aconteciomientos políticos de la actualidad siempre encontrarán similitudes con el pasado, cercano o remoto. Es nuestra intención describir los acontecimientos que pudieran incidir en un futuro inmediato,
  • Contacto

Las opiniones expresadas en los Artículos publicados son de la exclusiva responsabilidad de su autor.